SEO México

Domina los micromomentos y genera más tráfico

El término “micromomento” ha sido acuñado por Google para definir el instante crítico en el que mediante una búsqueda, usualmente dese un smartphone, los usuarios esperan que las marcas respondan a sus necesidades en tiempo real. La persona que hace una búsqueda espera obtener información de un producto o servicio, resolver su investigación de cómo ir a algún lugar, realizar una acción específica o efectuar una compra o un pago en línea. De manera que dominar los micromomentos, se ha convertido en una nueva oportunidad para generar más tráfico hacia un sitio Web.

La importancia de los micromomentos.

La importancia de los micromomentos es que, durante ellos, la persona que hace una búsqueda tiene una intención y está por tomar una decisión. Al darse bajo cierta presión por resolver una necesidad de información, las expectativas de quienes buscan son más altas que nunca: la cultura de la inmediatez junto con el poder de procesamiento de los smartphones ha elevado el nivel de exigencia de quienes hacen una búsqueda quienes esperan recibir de inmediato aquello que buscan en el momento preciso en el que lo buscan. Todo se quiere tener inmediatamente.

Tal parece que los usuarios tienen una menor tolerancia a las sorpresas, ya sea que quieran planear un viaje al otro lado del mundo, o encontrar la ubicación, la ruta y los horarios de un café en su misma ciudad.

Cuando un usuario hace una búsqueda, espera el resultado de inmediato y espera que ese resultado le brinde exactamente la información que necesita, sin darle vueltas. Se acabaron las épocas en donde un sitio Web tanía como página principal su misión, visión y la historia de cómo la fundó el abuelo hace 60 años… ya no.

Algunos datos contundentes que ejemplifican los micromomentos

De las personas que usan smartphones y que viajan por placer, el 69% busca ideas para viajes durante su tiempo libre y la casi la mitad de ellos termina haciendo una reservación a través de un canal diferente al usado en la búsqueda.

El 91% de los usuarios de un smartphone busca información en sus smartphones mientras está realizando alguna otra actividad y el multitasking obliga a servir información muy precisa y concreta.

El 82% de los usuarios de smartphones consulta su teléfono mientras decide qué producto comprar en el punto de venta. De ellos, el diez por ciento de las personas termina comprando un producto distinto del que tenía en mente.

Del total de consumidores en línea, el 69% afirma que un mensaje de calidad, oportuno y que agregue valor, influye en su percepción de la marca.

En el futuro, las marcas exitosas serán las que puedan entregar al usuario la información que necesita, en el micromomento en que la necesita.

¿Cómo optimizar para dominar los micromomentos?

Hay que entender a la audiencia, saber de qué hablan, con que palabras y con qué términos. Se debe también hacer investigación de lo que busca la gente para darle forma a sus decisiones y asegurar que, ante una búsqueda, el sitio Web brinde la información precisa para que el visitante lo considere importante. De la misma manera, se debe analizar qué es lo que ofrecen los competidores ante esas búsquedas de los consumidores o compradores o ciudadanos.

Si no lo hace, el sitio Web y su contenido, debe ser reestructurado y reestructurado. Si no se entiende al consumidor o al cliente potencial, no se puede hacer la optimización para dominar los micromomentos. El SEO empieza con esta investigación y busca optimizar el sitio Web para que se puedan dominar estos micromomentos en donde el visitante necesita, de manera inmediata, resolver su necesidad de información.

¿Conoces los micromomentos de tu mercado meta?

¿Sabes cómo dominarlos?

Trabaja con nosotros y permítenos diseñar una estrategia de optimización de tu sitio Web para que le pueda responder a los usuarios y sus necesidades de información con la precisión y la velocidad que el mercado requiere.

Contáctanos para trabajar contigo y plantearte una estrategia

COPYRIGHT © 2019 · Sitemap · Aviso de privacidad